Republicado. Originalmente publicado 3 de octubre de 2022 @ 11:38

Siguiendo con la serie de cultivos para tu huerto, hoy discutiremos un pariente del tomate. Las papas o patatas, a pesar de ser un tubérculo que crece bajo la tierra, es de la misma familia de los rojos frutos para la ensalada. Incluso venden plantas de Tomtato, una variedad híbrida que da tomates arriba y patatas bajo tierra.

Las papas son un alimento que existe en casi todo el mundo, pero su origen está en América, desde donde fue llevado al viejo continente hace casi 400 años. Desde ahí, se extendió a todos lados, siendo uno de los alimentos principales del ser humano. Esto por su simpleza de cultivo, y porque se puede almacenar por bastante meses, haciéndola ideal para un huerto pequeño de supervivencia. En este sentido, es conocido su uso en conflictos bélicos y económicos para evitar las hambrunas.

Cultivo de Papas

Clima y Temperatura

La papa es un cultivo de clima templado, aunque puede cultivarse en zonas tropicales y subtropicales. Lo principal es la temperatura, que no debe ser menor de 10 °C ni sobrepasar los 30 °C, siendo lo ideal entre 17 y 23 °C. Por esta razón, se siembra a principios de primavera en zonas templadas y a fines de invierno en zonas calurosas. Debe haber una variación de temperatura entre el día y la noche, de 10 a 25 °C.

Suelo y Fertilización

Puede crecer en cualquier tipo de suelo, pero lo ideal es que tenga poca resistencia al crecimiento de los tubérculos. En caso de ser muy duros, se debe soltar bastante la tierra en los surcos donde se sembrará. Es importante que tengan buen drenaje. En cuanto al pH, tolera bien entre 5.0 y 7.0

Leer  Cocinillas de camping y como rellenar balones de gas

La papa requiere nitrógeno, pero sin exceso, ya que mucho nitrógeno predispone a mayor crecimiento de la parte foliar, susceptibilidad de enfermedades, formación y engrosamiento tardío de los tubérculos, retardo de la madurez, menor firmeza de la piel y rotura de los tubérculos grandes. Lo ideal son dosis bajas y medias de nitrógeno en tres períodos: plantación, emergencia y preaporca.

En cuanto al fósforo, la papa lo requiere en abundancia, para estimular el crecimiento de las raíces y acelerar la madurez. También requiere aporte de potasio, para evitar desecación precoz de las hojas. La sugerencia es aplicar la mitad del fertilizante al momento de la siembra, y el resto durante el crecimiento.

Siembra

La siembra de la papa se realiza a través de otros tubérculos, a los que se llama papa semilla. Pueden ser papas pequeñas o, lo más común, trozos de una papa más grande. Incluso puede brotar desde un trozo de cáscara. Lo importante es que cada trozo tenga al menos uno o dos «ojos», desde donde brotan las yemas.

Los trozos deben plantarse en un surco a 6 a 7 cm de profundidad, y a una distancia entre plantas de 30 a 40 cm. Las líneas o surcos deben separarse entre 60 y 70 cm. Las papas tienen un sistema de raíces bastante superficial, de hasta 0,8 mt de profundidad. Si no se cuenta con un campo y terreno amplio, puede cultivarse de otras formas. Por ejemplo, dentro de un barril o en una torre de neumáticos. A medida que la planta crece, se va cubriendo de tierra, haciendo crecer la planta hacia arriba. En los tallos cubiertos, irán apareciendo tubérculos.

Riego y cuidados posteriores

Es importante regar para mantener un crecimiento adecuado. Sin embargo, hay que evitar excesiva humedad o inundación, ya que favorece la aparición de hongos, grietas y otras enfermedades.

Leer  La Despensa preparacionista

Las papas son susceptibles a la aparición de malezas, que compiten con las papas por la luz, el espacio, los nutrientes y el agua. Además, pueden transmitir enfermedades, razón por la cual es importante evitarlas y eliminarlas. En cultivos grandes, se sugiere utilizar herbicidas, mientras que en cultivos pequeños caseros, podría realizarse retiro manual de la maleza.

En el caso de cultivo en surcos, es importante ir aporcando y cubriendo de tierra los tubérculos que van apareciendo, para evitar que se vuelvan verdes.

Enfermedades y plagas

Las papas pueden sufrir enfermedades o plagas que afectan al tubérculo o al follaje. Algunos son simplemente daños cosméticos, pero otros pueden disminuir la calidad del producto o derechamente disminuir la producción completa al pudrirlo o matar la planta.

Enfermedades del tubérculo

  • Pudrición blanda o Pie Negro
  • Sarna común
  • Rizoctoniasis
  • Sarna Plateada
  • Pudrición seca o Fusariosis

Enfermedades del follaje

  • Tizón tardío
  • Tizón temprano
  • Pudrición gris
  • Enrollamiento
  • Mosaico rugoso

Cosecha

El ciclo total de la papa es de 120 días desde la siembra. Se debe cosechar cuando la parte aérea de la planta comienza a secarse.

Se debe excavar cuidadosamente alrededor de la planta y separar los tubérculos de las raíces. Si las papas serán pasa consumo inmediato, pueden cosecharse sin más. Si serán para guardar, se debe permitir que la planta se seque, luego esperar dos o tres semanas y ahí cosechar los tubérculos ya maduros. Una papa madura tiene una piel dura que no se retira fácilmente cuando se frota. Las papas verdes o muy pequeñas pueden guardarse como semilla para la siguiente temporada. En el caso de las verdes, no se deben consumir, por lo que se debe evitar confundir y mezclar con las que van a consumo.

Leer  Vivir sin calefacción en el invierno

Almacenamiento

Como ya mencionamos en una publicación previa, las papas pueden guardarse por varios meses, siempre que se cumplan ciertos criterios para evitar que brote. Si quieres retirar la tierra, puedes lavarlas con algo de agua, pero deben estar bien secas antes de guardarlas.

Lo principal es mantener la temperatura de almacenaje bajo 4 °C, en un lugar sin humedad y oscuro. Pero no las congeles, porque esto condiciona la aparición de compuestos peligrosos para la salud. Solo debes congelar papas que hayas procesado para tal fin, como dijimos en la otra publicación. Si hay papas dañadas, con cortes o pudriciones, deben eliminarse para evitar que dañen al resto de los tubérculos.

De esta forma, puedes tener papas almacenadas por varios meses, hasta la siguiente cosecha, y evitar una hambruna.

¿Te atreves a cultivar tus propias papas? Recuerda que hay métodos para hacerlo incluso en el balcón de un departamento.

Última actualización: octubre 23, 2023 por Morpheuz

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *