Republicado. Originalmente publicado 4 de julio de 2022 @ 12:01

En Chile, manjar. En Argentina, dulce de leche. No importa cómo se llame, este producto derivado de la leche es una estrella en la repostería de ambos países. Y es uno de los alimentos que podemos fabricar en casa, como el queso, la mantequilla, la manteca y varios otros que hemos ido explicando en el blog.

Su fabricación es muy sencilla, ya que sólo necesitas leche, azúcar y un medio para cocinarla.

Manjar casero

Ingredientes

  • 2 litros de leche
  • 500 gr de azucar
  • 1 rama de canela (opcional)
  • Cucharadita de vainilla (opcional)

Preparación

Pon la leche a hervir en una olla, junto con el azúcar y los ingredientes opcionales. Revuelve sin detenerte hasta que hierva, luego baja el fuego y mantén hirviendo y revolviendo sin parar. De esta forma, la leche irá reduciéndose y espesándose de a poco.

Luego de 1-2 horas, comenzará a tomar un color más oscuro, como caramelo.

Puedes detener el proceso una vez que obtengas la consistencia deseada (más líquido o más espeso). Guarda aún caliente en un frasco para que sea más fácil trasvasar. Al enfriarse, se endurecerá. Ojo con pasarse demasiado en la cocción, ya que el azúcar podría cristalizarse si se cocina mucho.

Como mencioné, puedes producir otros tipos de manjar, agregando una ramita de canela o unas gotas de vainilla. La leche entera producirá un manjar más cremoso que una leche semidescremada, por lo que también puedes jugar con ese factor.

Manjar con leche condensada

En la actualidad, el manjar puedes comprarlo preparado en el supermercado. Sin embargo, un truco que se utilizaba hace muchos años, era preparar manjar con leche condensada.

Leer  Cultivo de Cucurbitáceas

Mete uno o dos tarros de leche condensada a hervir (en olla a presión demora menos tiempo). Al cabo de un tiempo variable, corta el fuego y deja enfriar. Cuando abras el tarro tendrás un delicioso manjar de leche condensada.

 

Última actualización: julio 16, 2023 por Morpheuz

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *