Republicado. Originalmente publicado 7 de octubre de 2022 @ 11:00

Un tema destacado dentro del ambiente preparacionista es la construcción de un búnker, y uno de los que más le interesa conversar y aprender a quienes empiezan a prepararse. Esto debido a la cultura popular de los preparacionistas refugiándose en uno para pasar un invierno nuclear o un bombardeo. Pero esta escenario es bastante raro y la realidad es mucho menos espectacular.

Un búnker es originalmente una construcción defensiva militar para proteger a las personas y material valioso de bombas, artillería, balas y otros ataques. Fuera de los conflictos bélicos, los búnkeres se utilizan para protección frente a huracanes y tornados, y es donde más se utilizan. Usualmente se construyen de concreto, ladrillo o metal, ya sea bajo tierra o semienterrados, con lo que se aprovecha la protección de metros de tierra y roca.

Los búnkeres, como vemos, podrán tener diferentes usos, distintos grados de protección y tiempos de estadía. Pueden ser construidos para un uso breve, de algunas horas o días, por ejemplo, para evitar un tornado o un huracán. O pueden ser construidos pensando en un uso de semanas, meses y hasta años, si nuestro escenario es un conflicto nuclear. El grado de protección puede ir desde simplemente el viento y el agua, pasando por explosiones, contaminaciones ambientales, biológicas (como un ataque biológico) o radioactivas.

Como podemos imaginar, un preparacionista serio y comprometido, con bastantes recursos, puede querer construirse su propio búnker. Veamos entonces, paso a paso, como construir uno, y qué se debe tener en mente para cada tipo de protección que deseamos.

Construcción de un Búnker «casero»

Lugar

Seleccionan el lugar adecuado para el búnker. Evita lugares cercanos a ríos, mar u otras zonas inundables. Una ladera de cerro facilitará la protección que confiere por dos o tres lados, pero si vas a construir en uno, que no sea a los pies de la ladera, ya que un derrumbe o avalancha podría sepultarlo. Evita también la proximidad de empresas peligrosas, tóxicas, nucleares, que pueden poner en peligro la vida incluso dentro del búnker si explotaran o se dañaran.

Una buena opción es que tu búnker esté dentro del terreno de tu hogar, ya sea en el jardín o directamente bajo la casa. Si el búnker estará dentro de tu terreno, revisa como seleccionar un hogar adecuado en nuestra publicación previa. La opción de construir bajo la casa permite ocultar mejor la entrada y no requiere salir de la casa en caso de una emergencia. Sin embargo, será más difícil de construir y podría dañar los cimientos de la casa, algo a tener en cuenta en zonas sísmicas. Bajo la casa pueden afectarse las tuberías de agua y gas, desagües de aguas negras e instalaciones eléctricas. Debes tomar eso en consideración también.

Otro detalle que debes considerar al planificar donde construir, será el tipo de suelo. La arena tiende a ceder, la roca puede requerir maquinaria más compleja y pesada para retirar, y los sitios muy humedos podrían inundar el sitio, todos ellos dificultando la construcción. También deberás considerar el clima en la zona. Inviernos muy helados hacen que el suelo se contraiga y expanda, pudiendo comprometer la estructura del búnker y llevando a su colapso si el material de construcción es poco resistente.

Diseño y plano arquitectónico

Para no cometer errores que pueden costar caros al final, lo más importante es planear bien el búnker que queremos. Calcula cuantas personas van a entrar en el búnker y diseña en papel o si quieres en una aplicación CAD, el búnker completo, con sus diferentes espacios, y las medidas. Ajusta las medidas al espacio que seleccionaste previamente.

Tamaño, espacios y áreas

Para un búnker momentáneo, por ejemplo para un tornado o un bombardeo, donde bastará resguardarse algunos minutos u horas, el espacio requerido será de aproximadamente 2 metros cuadrados por persona. No necesitarás camas, ni una gran despensa, y bastará con un WC portátil. Por el otro extremo, si el plan es refugiarse durante meses o años (y cuentas con el espacio y presupuesto), deberás planificar espacios más amplios y confortables, con una gran bodega, estanques de agua y sistemas de reciclaje de agua, camas, calefacción, energía eléctrica, etc. Lo importante es ocupar el espacio al máximo, tal como ocurre en un submarino, donde hay 100 mts. cuadrados para 65 personas.

Leer  Cómo almacenar papas

Permisos de construcción

Un tema que no siempre se menciona, es la necesidad de conocer la legizlación viegente y pedir los permisos de construccion correspondientes, si es que quieres hacer todo de forma legal. No es necesario que informes que es un búnker, ya que puedes mencionar que será simplemente una bodega. La opción ilegal te puede costar una multa, la destrucción de lo construido y un mal rato, pero será más secreto.

Materiales

Como ya mencionamos, lo ideal es usar concreto, que soporta mejor las explosiones y dura muchos años. También puedes incluir protección con láminas metálicas, pero es bastante más caro. Una opción más barata es usar ladrillos, o si tienes disponibles, piedras. En caso de pensarlo para condiciones climáticas como tornados, huracanes o similares, bastará con que esté protegido bajo tierra y podrá bastar con madera.

Lo importante es lograr que el búnker sea lo más impermeable posible, con el fin que la despensa se mantenga en buenas condiciones por mayor tiempo. Veremos como lograrlo en el punto siguiente.

Construcción

Puedes construir tu búnker de dos maneras: por tus propias manos o contratar una empresa que lo haga por ti. El segundo es posiblemente más rápido, pero el primero será más barato y se mantendrá en secreto. La opción de contratar una empresa es más sencilla, por lo que no lo mencionaremos. Veamos como hacer tu búnker casero con tus propias manos y herramientas.

Marca el terreno donde irá la construcción con estacas y cordel. Para hacer la excavación en el suelo puedes usar pala, pero será un poco lento, por lo que sugerimos contratar una retroexcavadora. Deja un espacio de 2 o 3 metros por fuera de la construcción, para tener espacio donde trabajar. Si tu búnker tendrá 5 x 5 metros, cava un hoyo de 9 x 9 metros. En cuanto a la profundidad, calcula la altura necesaria para estar cómodos de pie, suma el techo de la construcción y después al menos unos 50 a 100 cm. como mínimo de tierra, para proteger el búnker contra explosiones directas.

Otra opción para la construcción del búnker, y algo más secreto, es la construcción cerrada, bajo tierra, como se construyen los túneles. Es un sistema extremadamente peligroso, ya que puedes sufrir un derrumbe fatal. Si decides utilizar este sistema, debes ir instalando sistemas de soporte adecuados a medida que avanzas. Como dijimos, no es buena idea morir construyendo tu búnker que servía para sobrevivir.

Entrada principal y salida de emergencia

Todo búnker debe tener una entrada principal, pero también una salida trasera de emergencia, en caso de que la primera se vea comprometida por escombros y no permita salir. No queremos convertir nuestro búnker en nuestro sarcófago. Teniendo dos accesos tienes más opciones que uno de ellos no esté inutilizado cuando quieras salir.

La salida de emergencia puede ir asociada a la ventilación del búnker.

La entrada principal al búnker debe ser ancha para permitir el ingreso rápido, pero estar bien protegida e idealmente debe estar bajo tierra. Si quieres que sea secreto, la entrada no debe estar a simple vista ni ser fácil de encontrar.

Techo

Debe ser capaz de soportar la presión de la explosión, sumado al peso constante del terreno sobre él. Sobre el techo, cubre con algún plástico para hacerlo impermeable. Finalmente cubre el techo con la tierra y piedras que sacaste de la excavación. Espárcela de tal forma que se mimetice con el resto del terreno. Podría formarse un pequeño cerro o domo, que puedes cubrir con árboles o vegetación.

Equipamiento del Refugio

Ventilación

Instala una bomba de ventilación que permita recambiar el aire, y que salga por la salida de emergencia. Debe tener filtros en la toma de aire, para evitar la entrada de patógenos, humo y otros gases tóxicos. En lo posible, que se pueda operar de forma manual, para el caso que no haya energía eléctrica.

Leer  Cómo quitar el amargor a las aceitunas

Agua

Como ya dijimos, la diferencia de equipamiento dependerá del tiempo que pretendes utilizar el bunker. Para estadías cortas, con algunas botellas o botellones de 5 a 20 litros tendrás más que suficiente.  Sin embargo, para largas estadías, lo mejor serán estanques grandes, sobre 1000 o 2000 litros, con filtros para el agua y cañerías de distribución hacia el baño y cocina.

Si elegiste un lugar adecuado para el búnker, puedes tener acceso a una fuente de agua permanente, como una vertiente que salga directo dentro del búnker. Otra posibilidad es aprovechar el agua de lluvia que se infltra a través del suelo o recolectar la que cae en el techo de la construcción que hay sobre el búnker (sólo disponible para temporadas de lluvia).

Baño

Pensando en un búnker de corto uso, bastará con un WC portátil como un baño químico. Sin embargo, para estadías más largas, deberás pensar en un baño mejor equipado, con su espacio dedicado, puerta y ventilación dedicada. Es aconsejable instalarlo cerca de la puerta de emergencia. Por eficiencia, un baño compostable requiere menos agua y los desechos pueden guardarse para su uso posterior.

Si piensas en un bunker de larga duración y cuentas con los recursos, podrías instalar un sistema de recuperación del agua. El máximo sería una planta tratadora de aguas servidas, pero es cercano a la ciencia ficción y extremedamente caro.

 

Camas y muebles

Deben ser de tamaño pequeño, con el fin de ocupar menos espacios. Una alternativa para las camas, es utilizar hamacas, que pueden retirarse durante el día y permitir el máximo uso del espacio.

Algunos mesones para cocinar o trabajar también es importante agregar. Recuerda incluir muebles para la despensa, cuyo tamaño dependerá del tiempo que quieras permanecer dentro del búnker.

Una buena fuente de ideas para el equipamiento son las casas rodantes, veleros y otros lugares donde hay que aprovechar el poco espacio de almacenamiento. Puedes buscar en internet al respecto.

Energía eléctrica

Es un tema importante para el búnker. Instalar un generador eléctrico a combustible requerirá que almacenes dicho combustible, y producirá gases de combustión tóxicos, que deberás eliminar hacia el exterior. Esto delatará tu presencia, asi como también el ruido del generador. Sugerible usar generadores insonorizados, que son más caros.

Otra opción es contar con un banco de baterías y algunas luces led de bajo consumo. Deberás tener la precaución de mantener esas baterías siempre cargadas. Pero, puedes mantener dicho banco de baterias conectados al exterior a algunos paneles solares sobre tu casa (si el bunker esta debajo de tu hogar), y con ello tendrás energía permanente para varias semanas o meses (al menos durante el verano). Esta es mi sugerencia en este escenario.

Contando con energía eléctrica, podrás hacer funcionar las bombas de la ventilación (usan bastante energía), bomba de agua, y tendrás opción de incluir un refrigerador en el búnker para prolongar la vida de los alimentos, o tener medicamentos que requieren refrigeración, como insulina. Habrá luz dentro del búnker, sin necesidad de las riesgosas velas.

Climatización

Esto incluye la posibilidad de enfriar o de calentar el espacio. Las ventajas de un búnker bajo tierra es que puede ser más simple de calefaccionar y el calor del exterior tampoco le afectará mucho. Será como un sistema de geotermia pero directamente en la tierra. Sin embargo, para mejor comodidad, lo ideal es contar con algunos sistemas de enfriamiento o calefacción. Recuerda que aquellos que dependan de la combustión consumirán oxígeno dentro del búnker, por lo que sería ideal instalar también sensores y alarmas de monóxido de carbono y otros gases.

Los sistemas de calefacción eléctricos son los adecuados para este efecto, pero tienen el problema de requerir mucha energía. Si cuentas con ella, y tienes un sistema de ventilación, lo mejor será incluir dentro de ella la calefacción. Un aire acondicionado sencillo te permitirá recambiar el aire, calentar y enfríar, todo en uno.

Despensa

Puedes revisar lo que debe contener la despensa de emergencia en otra publicación. La cantidad dependerá del tiempo que consideras permanecer dentro del búnker y el número de habitantes.

Leer  Conciencia Situacional

Recuerda incluir utensilios de cocina y un método o dos para cocinar los alimentos. También recuerda almacenar herramientas para reparar cualquier desperfecto dentro del búnker.

Dentro de los elementos para almacenar, recuerda incluir un botiquín completo y medicamentos de uso frecuente. Si la razón de la emergencia es una pandemia, recuerda mantener un stock de cloro (lejía), mascarillas N95 y otros elementos de protección personal.

No olvides tampoco guardar en el búnker ropa adecuada de recambio. Dos mudas serán suficientes, pero que sean de calidad y que abriguen. Incluye guantes, gorros y bufandas.

Algo de efectivo también será necesario tener a mano. En condiciones de catástrofe, el dinero electrónico no sirve, ya que no hay energía eléctrica, y necesitarás algo al salir.

Seguridad

Puede ser que el evento vaya sin contratiempos, pero en una situación de largo plazo, tu refugio puede ser blanco de ataques con el fin de hacerse de él y su despensa. Como sugerencia, será bueno contar con algunas armas para defensa, como gas pimienta, tasers, o incluso armas de fuego. También incluye algún equipo para protección corporal.

Un incendio dentro del búnker tampoco sería bueno. Incluye extintores y algunos kilos de arena.

Salud Mental

En caso de catástrofes, la salud mental puede verse afectada seriamente. Permanecer encerrados en un espacio pequeño por mucho tiempo puede hacer aún peor la situación. Por lo tanto, será necesario tener elementos para distraer la mente y distender el ambiente. Juegos, libros y otras entretenciones serán vitales para disminuir la ansiedad y el estrés, especialmente si hay niños.

Documentos importantes y contactos de emergencia

Guarda dentro del búnker una copia de documentos importantes:

  • pasaportes
  • testamentos
  • contratos de compraventa y propiedad de inmuebles
  • pólizas de seguros

Ellos permitirán retomar la vida una vez que la catástrofe haya pasado.

También mantén un listado de contactos de emergencia, en caso de necesitarlos al salir. Eso incluye hospitales, policía, bomberos, amigos, familiares y otros.

Tu Mochila de Escape

En caso de que debas hacer abandono del búnker, necesitarás que cada miembro lleve su mochila de emergencia equipada. Recuerda mantener una dentro del refugio.

¿Vale la pena construir un búnker?

La verdad es que personalmente creo que no es muy útil en gran parte de las situaciones de emergencia que el común de la gente puede verse involucrada, como terremotos, crisis social o inundaciones. Pensaría en construir uno si viviera en zona de conflictos bélicos (especialmente si hay riesgo de bombardeo) o en zonas de tornados. Cualquier otra opción, creo que es mejor y más barato equipar y proteger tu hogar y refugio primario. Especialmente descartaría construir uno en cercanía de una planta nuclear, ya que en ese caso, lo mejor será huir rápidamente para evitar la radiación.

Una opción que no mencioné previamente, algo más sencilla, es la de comprar un búnker prefabricado. Hay empresas que los venden, para llegar e instalar. Otra posibilidad que se encuentra mucho en internet, es utilizar un container metálico. Ojo con esta posibilidad, que suena sencilla de llegar y enterrarlo bajo tierra, pero que si no se realiza bien puede llevar a varios problemas: el metal del container tiende a oxidarse con la humedad del suelo, además de que puede aplastarse por la presión y peso de la tierra. En el caso de decantarse por está idea, es importante de todas formas construir un suelo y paredes de hormigón con aislación para la humedad, con el fin de proteger el container metálico.

¿Crees que es buena idea tener un búnker?¿Te construirías uno?

Última actualización: octubre 23, 2023 por Morpheuz

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *