Hace años que la sequía avanza en Chile, la peor en 50 años. Muchos lugares están sufriendo la falta de agua, lo que ha secado grandes campos dedicados a la agricultura, y pueblos enteros requieren abastecimiento de agua mediante camiones aljibes. Se salvan los grandes campos que cuentan con los recursos económicos para invertir en sistemas de acumulación y distribución del agua.

Image by Jose Antonio Alba from Pixabay

Sin embargo, esto no durará para siempre. A menos que los pequeños y medianos agricultores inviertan en el manejo del agua, con recolección de aguas lluvias y riego por goteo por ejemplo, los precios de los alimentos tenderá a subir sin parar. Es posible que algunos alimentos desaparezcan de la mesa, como la Palta, dadas las políticas nacionales futuras que privilegiarán el consumo humano por sobre la agricultura. La gente tendrá agua para tomar, pero no tendrá trabajo ni alimentos.

En Chile, el gobierno ya decretó emergencia agrícola en 4 regiones del país por la falta de agua. Los fondos destinados serán una gota en el mar si no se utilizan para invertir en la acumulación y riegos tecnificados. Esto también pasa por temas legales, ya que sin derechos sobre el agua que almacena, nadie va a querer invertir.

Las medidas que se deben adoptar en su gran mayoría pasan por disminuir el consumo de agua. Sin embargo, hay cambios que se vienen. En el norte del país ya se está usando agua de mar tratada en desalinizadoras para el consumo, tal como se hace en Israel, donde el 80% del agua potable viene del mar. Sin embargo, el consumo de una megaciudad como Santiago lo hace más complicado. Se requerirá una inversión mucho mayor, con plantas desalinizadoras más grandes y un mayor número para cubrir las necesidades de la capital. Y eso hará que el valor del agua potable aumente. Tomar agua a pesar de ser un derecho, será sólo para quienes puedan pagarlo.

Leer  El cambio climático ya es irreversible

El problema de la sequía es que no sólo necesitamos agua para el consumo humano y la agricultura. Un gran porcentaje de la energía producida en Chile, viene de centrales hidroeléctricas que requieren el vital elemento para su funcionamiento. La sequía ha disminuido esos embalses, lo que prevé a futuro posibles cortes en la energía eléctrica también.

El panorama es desalentador. Las pocas lluvias que hay durante el invierno no logran reponer las pérdidas de nieve, y si llueve con alta temperatura, incluso derrite la nieve acumulada, principal almacenamiento de agua para el verano. Sólo resultan en inundaciones que no mejoran las expectativas de un futuro mejor.

¿Qué medidas adoptarás para sobrevivir a la sequía? ¿Como crees que el país debe enfrentar este tema?

Última actualización: enero 6, 2022 por Morpheuz

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *