Contar con una mochila de emergencia es una de las primeras acciones que todo preparacionista realiza. Como ya hemos mencionado, existen diversas mochilas de emergencia, según el uso que queramos darle y el lugar donde la guardemos. Uno de estos tipos es la mochila de emergencia vehicular.

El vehículo es un lugar que nos entrega varias ventaja al momento de enfrentar una crisis o situación de emergencia, pero también tiene sus inconvenientes, que es lo que trataremos en esta publicación.

Problemas de la Mochila de Emergencia Vehicular

Espacio

Todo preparacionista sueña con tener un camión 4×4 cargado de decenas de elementos útiles para una emergencia. Sin embargo, la realidad es que el vehículo será mucho más pequeño, que gaste poco combustible y sin tracción 4×4, algo más parecido a un citycar que a un vehículo postapocalíptico salido de la película MadMax.

Por ello, el espacio que tendremos no será muy grande, pensando que también debemos llevar un Kit de Emergencia Vehicular,  otros pasajeros, alimentos, otras mochilas o equipos. Esto nos reduce el espacio para nuestra mochila de emergencia.

Robos

Dejar cualquier objeto dentro del vehículo, por más oculto que esté, predispone a que los amigos de lo ajeno hagan su trabajo y nos dejen sin nuestro equipo, sumado a un eventual vidrio roto. En el mejor de los casos, abrirán una puerta o en el peor, se robarán todo el vehículo, con equipo incluido. Si mantienes tu mochila de emergencia en el vehículo, o tu kit vehicular, intenta que no se vea desde el exterior.

Leer  Elementos que debes ocultar en tu hogar

Fuerza Pública y problemas legales

Por el otro lado, puede ocurrir que por algún motivo (control fronterizo, control carretero, etc), la policía revise nuestro vehículo y se encuentre con algún elemento ilegal (esto dependerá de la legislación local de cada país). Podría ser un cuchillo de combate, un taser, gas pimienta, o arma de fuego (para la cual no tienes permiso de porte). En el botiquín puedes tener algunas drogas psicotrópicas de uso restringido, como Morfina para el dolor (no alentamos contar con dicha droga, si no sabes como utilizarla ni sus riesgos).

Cambios de temperatura

Por último, pero lo más importante, es que dentro del vehículo, existirán cambios de temperatura excesivos y frecuentes, día tras día. En verano el calor puede superar los 40-50ºC en el día, y en invierno puede bajar de los 0ºC (dependiendo del lugar). Esto dañará algunos tipos de plásticos, baterías y pilas, medicamentos, alimentos y raciones de emergencia. Recordar que estos elementos deben ser almacenados normalmente en condiciones frías, secas y de oscuridad, algo que es muy difícil de conseguir en un vehículo. La vida útil de estos elementos disminuirá drásticamente, por lo que deberás estar más atento a su recambio frecuente.

Mantener una mochila de emergencia en el vehículo que utilizas habitualmente es una buena idea. Sin embargo las condiciones ambientales y la exposición a la cual está sometida, hacen que se daba realizar una revisión y mantención de ella más seguida, para cambiar aquellos elementos que se han estropeado o dañado. No debes confiarte en que está en buen estado.

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *