Una crisis epiléptica es un evento inesperado e impredecible que puede ser aterrador tanto para la persona que la sufre como para los testigos. Se produce debido a una actividad eléctrica anormal en el cerebro que puede causar convulsiones y otros síntomas. Las manifestaciones de una crisis epiléptica pueden variar de persona a persona y depender del tipo de epilepsia que padezca.

¿Cómo se presenta una crisis epiléptica?

A continuación, se describen algunos de los síntomas comunes de una crisis epiléptica:

  1. Convulsiones: Las convulsiones son uno de los síntomas más comunes de una crisis epiléptica. Pueden manifestarse como movimientos rítmicos e involuntarios en los brazos y las piernas, sacudidas musculares o contracciones espasmódicas en todo el cuerpo. En algunos casos, la persona puede perder el conocimiento y caer al suelo.
  2. Pérdida de conciencia: La persona puede experimentar una pérdida temporal de conciencia durante una crisis epiléptica. Puede parecer que está “ausente” o desconectada del entorno, y puede tener dificultades para recordar lo que sucedió durante la crisis.
  3. Movimientos involuntarios: Además de las convulsiones, la persona puede experimentar otros movimientos involuntarios durante una crisis epiléptica, como mover los ojos rápidamente, hacer movimientos repetitivos con las manos o la boca, o realizar movimientos que parecen inapropiados o fuera de lugar.
  4. Sensaciones extrañas: Algunas personas pueden experimentar sensaciones extrañas antes o durante una crisis epiléptica, como olores extraños, una sensación de mareo, hormigueo en el cuerpo, o una sensación de miedo o ansiedad inexplicables.
  5. Alteraciones cognitivas: En algunos casos, la persona puede experimentar alteraciones cognitivas durante una crisis epiléptica, como dificultad para hablar, confusión, desorientación, o dificultad para concentrarse.

Es importante tener en cuenta que no todas las crisis epilépticas se manifiestan de la misma manera y algunas personas pueden tener síntomas diferentes o menos comunes. Si sospechas que alguien está experimentando una crisis epiléptica, es crucial buscar atención médica inmediata para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Leer  El botiquín de montañismo

¿Qué hacer si veo alguien con una crisis epiléptica?

Si presencias una crisis epiléptica, es fundamental que tomes medidas para proteger a la persona y asegurarte de que reciba atención médica adecuada.

Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para manejar una crisis epiléptica:

  1. Mantén la calma: Aunque es natural sentirse preocupado o asustado al presenciar una crisis epiléptica, trata de mantener la calma y no entrar en pánico. Recuerda que la mayoría de las crisis epilépticas son de corta duración y la persona afectada se recuperará gradualmente.
  2. Protege a la persona: Si es posible, ayúdala a recostarse en un lugar seguro y abierto. Si la persona está cerca de objetos peligrosos, como muebles con esquinas afiladas o cristales, retíralos o protégelos para evitar lesiones.
  3. No restrinjas a la persona: Es importante que no restrinjas los movimientos de la persona durante una crisis epiléptica, puesto que esto puede causar lesiones. Permite que la persona se mueva libremente, a menos que esté en un sitio peligroso o cerca de objetos afilados o peligrosos.
  4. No introduzca nada en la boca: No intentes abrir su boca o introducir objetos dentro de ella, ya que esto puede causarle lesiones en la boca o en la garganta y tú puedes terminar siendo mordido. Además, es poco probable que la persona se atragante con la lengua durante una crisis epiléptica. Si la persona vomita, colócala de lado para evitar que se atragante. Tampoco trates de administrar algún medicamento a la persona durante una crisis epiléptica
  5. No dejes a la persona sola: Es fundamental permanecer con la persona durante toda la duración de la crisis epiléptica y asegurarte de que esté segura y protegida. Si es necesario, pide ayuda y busca asistencia médica de emergencia.
  6. Observa los signos: Observa los signos de la crisis epiléptica y cuánto tiempo dura. Si la crisis epiléptica dura más de cinco minutos, llama inmediatamente a los servicios de emergencia.
  7. Comunica: Si estás en compañía de otras personas, pídeles que llamen a los servicios de emergencia y permanezcan cerca de ti para proporcionar ayuda y apoyo. Asegúrate de informar al personal de emergencia sobre cualquier información importante que puedas tener, como el historial médico de la persona afectada o si hay alguna alergia conocida.
  8. Acompaña a la persona: Una vez que la crisis epiléptica haya terminado, asegúrate de acompañar a la persona a un lugar seguro y brindarle apoyo emocional y físico si es necesario. Si la persona se queja de dolor o cualquier otra molestia, informa al personal médico.
  9. Luego de una crisis, es habitual que la persona presente un “cuadro post ictal”, que puede durar desde pocos minutos hasta horas. Se caracteriza por:
    1. Confusión: Después de una crisis epiléptica, la persona puede estar confundida y tener dificultades para recordar lo que sucedió durante la crisis. También puede tener dificultades para seguir las conversaciones o las instrucciones.
    2. Fatiga: La persona puede sentirse extremadamente cansada después de una crisis epiléptica, especialmente si la crisis fue larga o intensa.
    3. Dolor: En algunos casos, la persona puede sentir dolor muscular o de cabeza después de una crisis epiléptica debido a los movimientos involuntarios durante la crisis.
    4. Problemas de habla: la persona puede tener dificultades para hablar o para articular las palabras correctamente.
    5. Náuseas, vómitos, mareos
    6. Pérdida de control de esfínteres: En casos raros, la persona puede perder el control de la vejiga o del intestino durante una crisis epiléptica. Si esto sucede, es importante ayudar a la persona a limpiarse y a cambiar de ropa.
Leer  Fecha de Vencimiento de Medicamentos

En resumen, mantener la calma, proteger a la persona y buscar atención médica de emergencia si es necesario son los principales pasos para manejar una crisis epiléptica. Si la crisis dura más de 5 minutos o cede y vuelve a presentar una nueva crisis, es una urgencia médica, por lo que debe manejarse en un centro de salud.

¿Has presenciado alguna vez una crisis convulsiva?

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *