Cuando se aborda el tema de la supervivencia en entornos urbanos, es frecuente asociarlo con la idea de una casa habitación. Sin embargo, es importante reconocer que muchas personas no residen en viviendas unifamiliares, sino que habitan en complejos de departamentos. En estos espacios compartidos, la dinámica de supervivencia y adaptación presenta desafíos particulares, ya que la interacción con vecinos, la gestión de recursos compartidos y la infraestructura del edificio son elementos cruciales para garantizar la seguridad y el bienestar en situaciones adversas. Por lo tanto, al discutir estrategias de supervivencia urbana, es esencial considerar la diversidad de contextos habitacionales y las estrategias específicas que se requieren para enfrentar las distintas realidades que presentan los edificios de departamentos en entornos urbanos.

Supervivencia en un departamento

La supervivencia urbana en un edificio de departamentos puede ser un desafío particular debido a la densidad de población, la limitada disponibilidad de recursos y la dependencia de la infraestructura urbana. Sin embargo, con una planificación adecuada y el conocimiento de las necesidades básicas de la supervivencia, puedes aumentar significativamente tus posibilidades de sobrevivir en situaciones de emergencia, como terremotos, incendios o caos social y económico.

Preparación

Lo primero es evaluar bien el lugar donde quieres vivir. Si vives en zona sísmica, debes considerar que la construcción del edificio debe ser la adecuada para soportar un terremoto importante. La calidad y lugar del terreno debe poder aguantar deslizamientos de tierra e inundaciones, que pongan en peligro la estabilidad y habitabilidad del edificio.

Ya elegido el edificio, debes pensar en qué piso quieres vivir. En situaciones donde pueda haber corte de energía eléctrica, vivir en un piso muy alto, sobre el 3 o 4 piso, dificultará llegar con agua, alimentos y otras provisiones, y hará más difícil el escape en caso de incendio. Sin embargo, pisos altos pueden ayudar en caso de descontrol social, si hubiera riesgo de allanamiento de los departamentos en pisos inferiores. Debes decidir qué escenario es el más probable, para pensar en que piso quieres vivir (descontando el tema del dinero, porque los pisos superiores usualmente son más caros).

Teniendo ya el departamento, debes pensar en mejorar su seguridad para el eventual ingreso de delincuentes, y mejorar la poca despensa que estos tienen. Ocupa cada espacio posible para almacenar alimentos, agua y medicinas. Si tienes terraza, puedes instalar algún depósito de agua extra, para no tener que salir a conseguir en caso de que el abastecimiento a través de la red de agua potable deje de funcionar. Recuerda que la eliminación de desechos por el WC requiere agua, y no tienes un jardín donde hacer un agujero para construir una letrina de emergencia. Esto puede llegar a ser un tema importante que te haga abandonar tu departamento.

Ten siempre un plan de evacuación familiar. Practica regularmente este plan con tu familia y vecinos para asegurarte de que todos estén preparados en caso de una emergencia real.

Leer  Construcción de barricadas en el hogar

Durante la emergencia

Calma

Frente a cualquier emergencia, lo fundamental es mantener la calma. Sigue las instrucciones de seguridad establecidas por la administración o autoridades locales, en caso de requerir evacuación. En caso de que no exista riesgo para la integridad de la construcción, puedes permanecer en tu departamento, siempre atento al eventual momento que sí se daba hacer abandono.

Comida

Es crucial tener provisiones de alimentos no perecederos en tu departamento. Esto podría incluir alimentos enlatados, barras de granola, frutos secos y alimentos liofilizados. Deberás cuidar que tu despensa dure lo suficiente para pasar la emergencia. En caso necesario, deberás conseguir alimentos con otros residentes del edificio en primer lugar. En segundo lugar, deberás ver si puedes conseguir en algún mercado local. Las tiendas locales se pueden ver afectadas por el caos social o interrupciones en el suministro, por lo que no debes pensar en ellas como una opción válida.

Si la emergencia fuera más larga, pensando en meses o años, las opciones son dos: abandonar el departamento para buscar otro refugio, o generar algunos alimentos de forma casera. Si tienes algo de terraza, puede cultivar algunos alimentos básicos, incluso criar algunos animales, como gallinas o conejos. Sin embargo, debes pensar que estos también requerirán de alimento.

Recuerda que los alimentos deben ser cocinados. En esta época, los departamentos modernos cuentan con cocinas eléctricas. Si hay corte de la energía, no podrás cocinar en ella. Debes, por lo tanto, contar con algún sistema adicional para cocinar. La sugerencia es tener siempre una cocinilla de camping con sus respectivos tanques de gas para poder hervir agua y cocinar alimentos.

Algo que siempre debes tener en consideración cuando se va a la energía eléctrica, es que los alimentos congelados comenzarán a descongelarse. Trata de abrir lo menos posible el congelador, y si piensas que la electricidad no llegará en muchos días, comienza a consumir estos alimentos primero. Puedes cocinar grandes cantidades, y así podrían mantenerse por más tiempo. Recuerda que tienes otros residentes con los cuales puedes compartir el consumo de muchos alimentos en riesgo de pudrirse.

Agua

El agua es un gran desafío en supervivencia urbana, ya que sin energía eléctrica, no hay distribución. Tiene generalmente 3 usos en un edificio: bebestible, baño y aseo, y lavado. Lo ideal es que te hayas preparado como lo describimos anteriormente y cuentes con reservas extras.

Para el baño, puedes ocupar toallas húmedas desechables. Para el WC, utiliza aguas grises de otros usos.

Reduce al mínimo el consumo de agua para lavado: evita el lavado de ropa y reduce el lavado de la loza y ollas. Puedes limpiar los platos con papel.

Para lavar loza y ollas muy sucias, trata de lavar la loza justo después de usarla, para evitar que la suciedad y la grasa se sequen y se adhieran. Remoja la loza en agua caliente y jabón antes de lavarla para aflojar la suciedad y la grasa. No botes esa agua hasta pasar por ella toda la loza y las ollas. Utiliza una esponja o cepillo para quitar la suciedad. Una vez que termines, retira el agua gris sucia y úsala para el WC. Ahora, puedes pasar la loza por agua limpia para eliminar el detergente. Esta segunda agua, también resérvala para usarla en el WC al final. Con este método podrás ahorrar agua. ¿Tienes algún método mejor para gastar menos agua?

Leer  Vivir sin calefacción en el invierno

En caso de necesidad, considera otras fuentes donde conseguir agua. Algunos edificios pueden contar con una piscina. Puedes obtener agua ahí, siempre que la purifiques posteriormente si la usarás para beber. También es una opción válida para bañarse, aunque preferible no hacerlo dentro de la piscina, porque contaminarás toda el agua.

Considera tener un filtro de agua o pastillas purificadoras en caso de que necesites recolectar agua de fuentes no tradicionales como la que mencionamos.

Refugio

Tu departamento es un buen refugio, a menos que se haya comprometido su estructura, por ejemplo en un terremoto. Para evitar los movimientos, asegura con anterioridad los muebles más pesados, para que no caigan en caso de terremotos.

Si se mantienen las ventanas en buenas condiciones, tendrás aislamiento del clima externo. Sin embargo, puede ser que pierdas la calefacción, usualmente eléctrica en estos tiempos. No podrás calefaccionarte con una chimenea o fogata común. Lo ideal será contar con algunas bombonas de gas, para calefaccionar, y como ya mencionamos, para cocinar.

Si hace mucho frío, o en verano el departamento recibe mucho sol y calor, puedes proteger las ventanas con papel periódico, cartones, frazadas o similares. Eso disminuirá el frío o el calor, y que desde fuera se vea cualquier luz.

En caso de que tu departamento se encuentre en los primeros pisos, recuerda la preparación previa para mejorar la seguridad. Puedes cruzar alguna escoba a manera de tranca en la puerta, o algún mueble grande, si no lo previste.

En caso de caos social o delincuencia, lo mejor es llamar lo menos posible la atención. Durante las noches, mantén la iluminación al mínimo, ya que un departamento con luces se puede ver a mucha distancia.

Recuerda tener tener una linterna y baterías a mano en caso de cortes de energía, y tener un botiquín de primeros auxilios bien surtido.

Comunicación

Hemos mencionado en otras publicaciones que la comunicación (y la información) es vital en cualquier situación de emergencia. Cuando finaliza la emergencia, cuando evacuar, donde conseguir agua o alimentos, son datos que te permitirán tomar decisiones importantes. Debes contar con un medio de mantenerte al tanto de dichas informaciones, y lo ideal es mediante alguna radio a pilas, dínamo o solar. El celular inteligente con internet también es una opción, siempre que las redes de comunicaciones se mantengan activas, y tengas como mantener cargado el celular. Si estás con más personas que tienen celulares, mantengan sólo uno encendido a la vez, para así reservar las baterías de los otros.

Leer  Escapar de un auto que se hunde en el agua

No debes olvidar la comunicación con el resto de los residentes. Quienes tienen alimentos, o agua, temas de seguridad, o tomar desiciones que afectan a todos los que viven en el edificio, son importantes de saber. Puedes generar un sistema de trueque dentro de la comunidad que te evite salir del edificio, por ejemplo. La telefonía celular con aplicaciones como whatsapp o similares facilita esta comunicación. En caso de no existir, será bueno contar con algun sistema de radio tipo walkies talkies.

Evacuación

Puede ocurrir que, en caso de emergencia, debas hacer evacuación del edificio. Como ya mencionamos, sigue las instrucciones de la administración o las autoridades locales. Conoce las rutas de escape y los puntos de encuentro designados fuera del edificio.

Recuerda llevar tu mochila de supervivencia de 72 hrs. al menos. En caso de que el tiempo de evacuación sea mayor o pienses que no hay retorno a tu hogar, deberás pensar en llevar una mayor cantidad de elementos, incluyendo algunas pertenencias personales (recuerdos familiares, discos computacionales con información, etc).

En caso de que la causa de la emergencia sea un incendio, debes evacuar con cuidado. Si el incendio es más arriba no habrá problemas, pero puede ser complicado evacuar el edificio si el fuego es más abajo. Las escaleras de emergencia deberían tener sistemas de seguridad que protegan de esta situación, pero no te debes confiar. Nunca uses los ascensores. Sin retrasarse, moja toda tu ropa y una toalla. No es mala idea llevar los extintores que encuentres en el camino. Si no se ha activado, pulsa el botón de emergencia para alertar a todo el edificio. Antes de abrir cualquier puerta, toca con cuidado la puerta y la manilla. Si están calientes, no la abras. Si logras avanzar, anda cerrando las puertas detrás de ti, para detener el avance del fuego.

Reúnete con el resto de tu grupo en un lugar seguro, acordado de antemano.

En resumen, la supervivencia urbana en un edificio de departamentos durante situaciones de emergencia requiere preparación, calma y cooperación con otros residentes y autoridades locales. Teniendo un plan de acción claro y ensayado, puedes aumentar tus posibilidades de sobrevivir y proteger a tus seres queridos en momentos de crisis.

Por Morpheuz

Lo importante es saber un poco de todo. Y ser especialista en algo determinado. Después, basta aprender a colaborar con la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *